La variedad de componentes que Red Bull Technology necesita medir es realmente amplia. En su fábrica en Milton Keynes, Reino Unido, el flujo de trabajo se rige por la gestión de tiempo, esto significa que el Departamento de Inspección debe ser preciso, flexible y, sobre todo, rápido.